¿Es mejor la escala Richter o Mercalli?

Así se ve la medición de la onda para determinar los grados Richter (foto: UPI)
Siempre preferí la escala Richter. No sé, era más “exacta” según mi punto de vista. Pero después de pasar por la universidad, más precisamente por el ramo de Geografía que pertenecía a la carrera de Historia (sí, un par de años estudié Historia paralelamente a Periodismo), la maestra (porque más que profesora, era maestra) Valeria Maino nos aclaró muchas cosas al respecto.Las escalas de Richter y Mercalli son diferentes, no es una mejor que la otra. Según mi punto de vista, la combinación de las dos nos puede dar un buen panorama de lo que ha sucedido en un lugar siniestrado.A continuación, una explicación muy básica, pero que trata de ser lo más didáctica posible (por lo mismo, no tiene tanto rigor científico como lo exigiría algún entendido).

En lo que respecta a la escala Richter, ésta mide la energía liberada por un sismo. Su manifestación más gráfica son esas líneas que parecen un electrocardiograma y que se trazan con la aguja del sismógrafo (en la foto, una representación digital). Algo a tener en cuenta de esta escala es que entre un grado y otro no hay una “distancia igual”, es decir, si hay un sismo grado 4, no significa que sea la suma de la energía de 2 temblores de grado 2, sino que de un grado 3 al 4 hay menos distancia que entre un grado 4 a un 5 (técnicamente, es “exponencial”).

Para medir la escala Richter es necesario tener instrumentos, los que también permiten ubicar el famoso epicentro. El epicentro no es el lugar donde se origina el temblor (que es el hipocentro), sino que es la ubicación en la superficie donde podemos marcar el origen del sismo, que se produce en la falla, bajo tierra. Cuando dicen “el epicentro se ubica a 2 kilómetros debajo de la tierra” es equivocado, porque el epicentro es la ubicación de referencia en un mapa, donde sabemos que bajo él se produjo el movimiento telúrico (espero se haya entendido).

La información anterior debemos esperarla de la autoridad (en nuestro caso, de la Onemi, o la USGS) puesto que no tenemos instrumentos para obtenerla. A lo que más podemos acercarnos es a nuestra experiencia de otros temblores o terremotos, o comentar con otras personas sobre su percepción.

Para poder tener una idea de un temblor o terremoto sin necesidad de ser expertos, es muy útil la escala de Mercalli. Esta escala (que se representa con números romanos, a diferencia de Richter, con números arábigos e incluye decimales) mide la intensidad de un movimiento telúrico. Para entenderlo mejor, mide daños o consecuencias visibles en un lugar siniestrado.Acá va la descripción de los grados, copiada de la Wikipedia (es la más explicativa que encontré) y a la que le modifiqué algunas palabras para que se entienda mejor:

Grado Descripción
I. Muy débil Imperceptible para la mayoría excepto en condiciones favorables. Aceleración menor a 0.5 Gal.
II. Débil Perceptible sólo por algunas personas en reposo, particularmente aquellas que se encuentran ubicadas en los pisos superiores de los edificios. Los objetos colgantes suelen oscilar. Aceleración entre 0.5 y 2.5 Gal.
III. Leve Perceptible por algunas personas dentro de los edificios, especialmente en pisos altos. Muchos no lo reconocen como terremoto. Los automóviles detenidos se mueven ligeramente. Sensación semejante al paso de un camión pequeño. Aceleración entre 2.5 y 6.0 Gal.
IV. Moderado Perceptible por la mayoria de personas dentro de los edificios, por pocas personas en el exterior durante el día. Durante la noche algunas personas pueden despertarse. Perturbación en cerámica, puertas y ventanas. Las paredes suelen hacer ruido. Los automóviles detenidos se mueven con más energía. Sensación semejante al paso de un camión grande. Aceleración entre 6.0 y 10 Gal.
V. Poco Fuerte La mayoría de los objetos se caen, caminar es dificultoso, las ventanas suelen hacer ruido. Aceleración entre 10 y 20 Gal.
VI. Fuerte Lo perciben todas las personas, muchas personas asustadas suelen correr al exterior, paso insostenible. Ventanas, platos y cristalería dañadas. Los objetos se caen de sus lugares, muebles movidos o caídos. Estuco dañado. Daños leves a estructuras. Aceleración entre 20 y 35 Gal.
VII. Muy fuerte Pararse es dificultoso. Muebles dañados. Daños insignificantes en estructuras de buen diseño y construcción. Daños leves a moderados en estructuras ordinarias bien construidas. Daños considerables estructuras pobremente construidas. Panderetas dañadas. Perceptible por personas en vehículos en movimiento. Aceleración entre 35 y 60 Gal.
VIII. Destructivo Daños leves en estructuras especializadas. Daños considerables en estructuras ordinarias bien construidas, posibles colapsos. Daño severo en estructuras pobremente construidas. Panderetas seriamente dañadas o destruidas. Muebles completamente sacados de lugar. Aceleración entre 60 y 100 Gal.
IX. Ruinoso Pánico generalizado. Daños considerables en estructuras especializadas, paredes fuera de plomo. Grandes daños en importantes edificios, con colapsos parciales. Edificios desplazados fuera de las bases. Aceleración entre 100 y 250 Gal.
X. Desastroso Algunas estructuras de madera bien construida destruidas. La mayoría de las estructuras de panderetas y el marco destruido con sus bases. Rieles doblados. Aceleración entre 250 y 500 Gal.
XI. Muy desastroso Pocas, si las hubiera, estructuras de panderetas permanecen en pie. Puentes destruidos. Rieles curvados en gran medida. Aceleración mayor a 500 Gal.
XII. Catastrófico Destrucción total con pocos sobrevivientes. Los objetos saltan al aire. Los niveles y perspectivas quedan distorsionadas.

Como vemos, no es de una gran exactitud, puesto que a veces se da una mezcla de dos grados en las consecuencias que se ven en un lugar. El grado máximo, el XII, habla de “niveles y perspectivas distorsionadas” y, según nos decía la profesora, esta intensidad es la que marca notorios cambios en la geografía: la única vez que esto ha sucedido es en el terremoto de Valdivia.

La escala Mercalli mide destrucción y, por lo mismo, si ocurre un terremoto grado 9 Richter en el desierto, sería 0 Mercalli (por decirlo de alguna forma), porque en el desierto no hay destrucción de edificaciones o personas que se alarmen.Y si se fijan, el terremoto en Haití fue 7 Richter y X Mercalli en Puerto Príncipe, en cambio en Concepción fue 8,3 Richter y IX Mercalli. Se puede suponer, por ejemplo, que en Chile estamos mejor preparados para los terremotos, porque con mayor magnitud hubo menos daños.

Creo que la importancia de la escala Mercalli radica en lo que realmente nos interesa saber de un temblor, es decir, más que la intensidad, queremos informarnos sobre las consecuencias para la población.Espero que este post pueda ayudarles. Si tienen preguntas, encantada de responderlas (con la salvedad de que no soy especialista en el tema, sólo me gusta).

5 abril, 2010

Un comentario sobre “¿Es mejor la escala Richter o Mercalli?

  1. De las dos escalas richter y Mercalli no hay una exactitud,lo mas exacto es el grafico que se puede observar,cuando el movimiento telurico es de intensidad baja,pues la aguja del sismografo empieza a rayar sin salirse del papel que todavia en el medio no es muy fuerte,pero si la insidad aumenta se siente que las estructuras de las casas se vienen abajo,las carreteras se abren y la aguja del sismogrfo se sale fuera de la escala,entonces esto es un terremoto lo mides la intensidad por lo que sientes,aqui la escala de Richter no funciona,aqui funciona por lo que tu sientes y lo calculas con terremotos que han pasado en otros años con la formula E1/E2=10 elevado a la 1.5 (9.5_8.8)=11.22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *